domingo, noviembre 15, 2015

Carta abierta a los votantes de Junts pel Sí.

Traducción del artículo en vilaweb "Carta oberta a un votant de Junts pel Sí" por Andreu Barnils.

Aquí el original en catalán


Estimado votante de Junts pel Sí, escribo para decirte que creo, humildemente, que hace días que nos engañan. Nos dicen, en letras bien grandes, que Junts pel Sí quiere Artur Mas y la CUP, no. Por eso entiendo tu ira, tu cabreo y que no quieras ver los de la CUP ni en pintura. Sucede que la dicotomía es falsa. No es verdad eso que nos dicen. Es mentira. Aquí la diferencia entre Junts pel Sí y la CUP no es 'Mas sí', o 'Mas, no'. La diferencia es 'Mas, sí, pero ¿dónde?'

Junts pel Sí quiere Mas president, Raül Romeva a Internacional, Junqueras en Economía y Munté a Social. La CUP aceptaría bajar a su asamblea, que acabaría decidiendo, un gobierno con Romeva de president, Mas en Internacional, Junqueras en Economía y Munté a Social. Esto te dicen en privado los de la CUP y, el viernes, Baños lo dijo en público en Rac1: ¿por qué no ponemos Mas en Internacional?

Instalados en el falso debate (Sí, No) es fácil decir que la CUP quiere 'linchar' Mas, 'quiere hacerle caer', o 'eliminarlo políticamente'. En el falso debate, es muy fácil decir que la izquierda alternativa son fanáticos, tarados, cerrados, dogmáticos y que los pierde la estética. Pero pongámonos, aunque sea por un momento, en el otro debate: Mas sí, pero ¿dónde? En este debate la izquierda alternativa entiende que sin convergentes, no hay independencia. Que es un objetivo de todos, y que por tanto Mas, como todos, tiene cabida. Entonces en este debate la izquierda alternativa, tan dogmática ella, quiere Mas en el Govern porque no quiere perder las clases medias, la gente de orden, y los convergentes de toda la vida en este momento. Fíjate tú.

El falso debate no es inocente. Alguien lo provoca. Y otros caen de cuatro patas. Ya pasó con ERC. La idea es desfigurar tanto la imagen de la CUP, que acabe siendo monstruosa, y que los mismos votantes se les giren en contra. Con ERC, funcionó. En el caso de la CUP, no lo tengo tan claro. Yo, personalmente, ahora pienso blanco, ahora pienso negro (porque en el fondo tanto me da quien es president) pero hoy en día creo que la opción más práctica, menos fanática, y más bien pensada, es la de la CUP. Eso, o el pressing CUP ha provocado en mí el efecto contrario. Que todo podría ser...

Creo que la solución de la CUP es buena porque Artur Mas es dentro. Para mí Mas es la cara que hemos enseñado en el mundo y no veo ningún otro político catalán, cabeza, más idóneo para hablar con Merkel, Cameron, o Obama. Este hombre haría de embajador en el mundo como nadie. Y si alguien cree que esto es degradar la figura de Mas, se equivoca. Esto es degradar la figura de president autonómico catalán. Eso sí. Y ya sería hora de aceptarlo: es un cargo que da pena. No nos haga nada despreciarlo. Degradarlo. Abandonarlo. Pero Mas, ni se nos ocurra de perderlo. Pero es un activo importantísimo para el proceso. Lo es porque arrastra los moderados, los centrados, y los hombres temerosos de Dios. Poca broma. Todos estos lo quieren a él. Y si ven que el señor Mas habla con Merkel, se calmarán y no los perderemos. Estoy a favor. De hecho, ya os lo digo ahora, yo no sólo lo haría responsable del Área Internacional, donde creo que lo haría de maravilla, sino que también lo haría Conseller Primer. Un consejero primero con atribuciones exteriores.



Esta fórmula de Romeva, Mas, Junqueras (y en este orden) no es la fórmula que encaja más con la CUP. Es la que encaja más con Junts pel Sí. Y lo sabes. Lo que pasa que no os atrevéis a decirlo al señor Mas. Despectivamente dicen que es su número cuatro. Para mí, es su Guardiola. Respect. Y, como no os atrevéis vosotros, ya se lo digo yo: president, yo ni le quiero, ni le odio. Yo lo estoy usando. Soy un hombre práctico. Y si quiero esta opción es porque visualiza claramente, a primera vista, que usted está dentro, y la corrupción no. Y este es un cóctel ganador. Si me encuentra otro que lo mejore, escucharé.

Pero es un hombre que nadie ha podido demostrar que sea corrupto. No se puede decir lo mismo de CDC. Por eso es útil, conveniente, y una buena idea que el president no sea de este partido. Tan sencillo, y práctico, e injusto, como esto. Además, sumamos los votos necesarios de la CUP y buena predisposición de CSQP. Creo que Raül Romeva puede ayudar, y mucho, como president, en el proceso constituyente a la hora de atraer a los votantes de Iniciativa. Mucho mejor que Mas, lo haría, eso. Yo a Romeva lo veo pilotando el proceso constituyente mucho más que a Internacional.

Estimado votante de Junts pel Sí, unos quieren Mas, Romeva, Junqueras y otros, fíjate tú, queremos Romeva, Mas, Junqueras. Se ve que somos irreconciliables, tú... Que no encontraremos la solución. Pues yo creo que sí. Eso sí, debemos huir de falsos debates (Mas sí, Mas no) y afrontar el debate real (Mas sí, pero ¿dónde?) Y, sobre todo sobre todo sobre todo, debemos ser prácticos y dejarnos de romanticismos, a ambos lados. Esto, por suerte, incluye dejar de lado el odio. Lamentablemente, también el amor.
(by Andreu Barnils)


En fin, ya lo han leído...
Pot ser sí...
o pot ser no...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

10 comentarios :

  1. Au vinga, que ja som grandets per deixar-nos entabanar...
    El Sr. Barnils i els Srs. de la CUP diuen que no importa el nom de les persones, i que els de Junts estan obsessionats amb en Mas...
    però ells només diuen i diuen i diuen que no volen a Mas de President. I poca cosa més han proposat. Romeva de President? En serio?
    Poden donar les voltes que vulguin, però un partit ha guanyat i l'altre és minoritari. Que algú em digui d'algun lloc del món on el soci menor hagi decidit el president. Potser sí que és una pràctica habitual i mira tu per on, jo no me n'havia adonat encara.
    Jo estic molt emprenyat amb Junts perquè han cedit en aspectes importants a canvi de ¿res?.

    Jordi: potser si o potser no? De veritat ho dubtes?
    Va home! Acabaràs dubtant de si cal la independència!!!

    ResponderEliminar
  2. Impresionante la claridad de miras del artículo. Me quedo con esto: "president, yo ni le quiero, ni le odio. Yo lo estoy usando. Soy un hombre práctico. Y si quiero esta opción es porque visualiza claramente, a primera vista, que usted está dentro, y la corrupción no. Y este es un cóctel ganador. Si me encuentra otro que lo mejore, escucharé."

    ResponderEliminar
  3. Claro que la CUP quiere mucho a Mas. Lejos de Cataluña. No ne jodas, que lo dice Andreu Barnils, que es de ERC y quiere lo mismo Mas que los de la CUP. Lo quieren mucho, mucho, mientras no sea presidente, y si es posible muy, muy lejos de Cataluña. Y claro, el resto de los catalanes estamos engañados, jajajaja.

    ResponderEliminar
  4. Ya me estoy mosqueando con ERC, vuelven al mal ambiente de antes de la lista única. Junqueras, calladísimo en la batalla de estos días, ahora va diciendo que no debemos presionar a la CUP... parece claro que comparten las ganas de cargarse a Mas.

    Muy triste haber llegado a las puertas del 50% y ver como empieza la autodestrucción del procés.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo11:27 p. m.

    Sant Andreu

    Siendo pragmático, como estrategia no está mal. Habrá que votar más cosas, tenemos que ir holgados.

    ResponderEliminar
  6. El Baños acaba de colgar un artículo

    http://www.mon.cat/cat/notices/2015/11/durant_els_dies_de_soroll_i_nervis_153511.php

    Alucino con esta gente, piden presidencias rotatorias sin participar en el gobierno. Definitivamente no son de este mundo. Su "independencia" es tan suya que no me interesa, yo quiero otra cosa.

    ResponderEliminar
  7. Anónimo12:01 a. m.

    Creo que esto funciona al revés. Actualmente y en un futuro próximo, esto de la independencia es y será una guerra política. Y por ello necesitamos aquí al mejor. Aquí, en las trincheras, porqué de nada servirá salir a explicar nada el extranjero si no tenemos al mejor lidiando con España. No encuentro para ello, en esto smomentos, a nadie mejor que Mas.

    ResponderEliminar
  8. Minoria Sorollosa9:26 a. m.


    Realmente, los catalanes tenemos mala suerte... tener que estar en manos de estos tipejos de la CUP es una desgracia que no merecemos. Unos tipejos que quieren cargarse todas las reglas del juego democrático, escritas y no escritas, por su odio atávico a una persona, llamada Artur Mas... y que se pueden cargar un país por ello. Y les da igual. Están acabando con las ilusiones de millones de personas. Y les da igual. Ya digo, una desgracia.

    A ver, En primer lugar, de toda la vida, los partidos concurren a las elecciones con un candidato. Que yo sepa, jamás, en ningún momento y en ningún país, ningún partido a pretendido cargarse a un candidato ganador porque les da la gana. Jamás. Menos ahora cuatro desgraciados con cuatro votos.

    En segundo lugar, que yo sepa, Mas no está afectado por la corrupción. Tal vez su partido, pero no él... pero estos cuatro desgraciados, de forma totalmente inconcebible e ilógica, se apoyan en ello para no hacerlo presidente. Pero no tienen problemas en poner a otro de su partido, que, por lo tanto, de ser culpable de corrupción, lo sería tanto como Mas. Eso se llama coherencia, ole mis guevos.

    Y si el problema es de las famosas retallades, el tema es el mismo....¿Mas es malo por recortar, pero otro de su partdo, a quien investirían presidente en su lugar, no? Absurdo.

    En tercer lugar, te dicen que de presidente, no... pero de 2o, 3o o 4o sí... pero a ver... ¿a qué coño jugamos?¿somos críos? ¿Que el hecho de ir 2o te hace menos corrupto que ir 1o(caso de serlo, repito, que no está demostrado, ni de coña)? Es que es de ser retrasdado mental, leches.

    A ver, que a mí me da igual si ponen a Mas o a Carmen de Mairena, lo que me jode es que me defiiendan una posición negociadora absurda con argumentos de 1o de parvulario. Y a partir de aquí, que l oarreglen como quieran, pero que lo arreglen, porque como estos impresentables se carguen el proceso de liberación de todo un pueblo, capaz soy de ahostiarlos si me los cruzo por la calle., Así de Calro., Que ya esta bien, leches.

    ResponderEliminar
  9. A PARTIR D'ARA12:57 p. m.

    El gran pecado inconfesable de las CUP consiste en que, a la construcción de su planteamiento político de base, establecido entorno al dogma del ideario comunista-asambleario, han sumado, como una cuestión también dogmática, y desde siempre, la demonización de Artúr Mas por ser cabeza visible de su antagonista político, CIU/CDC.
    Si, llegados a la situación que estamos viviendo, los dirigentes de las CUP no quieren, ó no pueden, ó no les interesa plantear un cambio en ése planteamiento dogmático que permita liberar a Mas de sus garras inquisitorias, deberán asumir sus consecuencias, pero JAMAS intentar hacérselas pagar al resto de partidos y su electorado.


    ResponderEliminar
  10. <>

    Nadie a dicho que Baños tenga que ser presidente. Si el grupo mayoritario no tiene los votos suficientes tendrá que pactar, de donde se habrá que buscar un candidato de consenso dentro del grupo mayoritario.

    El proceso es transversal y por lo tanto no tiene sentido que el presidente sea de derechas, cuyo partido además esta afectado de corrupción y aunque el personalmente no este imputado, es responsable políticamente por ser el cabeza del partido.

    http://www.mon.cat/cat/notices/2015/11/durant_els_dies_de_soroll_i_nervis_153511.php

    ¡¡Genial!!, es bien cierto , lo principal es el contenido y luego llegar a un presidente de consenso. No queremos que nuestra republica herede los vicios del estado español, se necesitan ideas nuevas, ya que las que están en marcha hoy día, es claro que no funciona.

    Nadie quiere cargarse a Mas, puesto que el proceso es trasversal y tienen sus partidarios, tiene su lugar, un lugar importante, pero no de presidente.

    Esto es algo que por dignidad deberia asumir, dejando su soberbia a un lado. En resumen ya lo decía en anteriores post, un paso al costado.

    Muy bueno el articulo.

    saludos

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...