viernes, mayo 18, 2018

Las empresas Enerkem y Suez eligen Tarragona para invertir 250 millones de euros en una planta de transformación de residuos.

La empresa canadiense Enerkem y la francesa Suez implantarán en El Morell (Tarragona) una planta de transformación de residuos en biocombustible. Este proyecto conjunto, bautizado como Ecoplanta Molecular Recycling Solutions, podría crear más de 700 puestos de trabajo en la fase de construcción y más de 200, entre directos e indirectos, una vez esté en funcionamiento. La inversión podría superar los 250 millones de euros.

Las compañías solicitarán a la República de Catalunya la autorización ambiental integrada que incluye el Proyecto Técnico y el Estudio de Impacto Ambiental- para iniciar los trámites de implantación al plan parcial 10 del Morell, cerca del complejo industrial de Repsol. Fuentes de Enerkem señalan que la planta podría estar operativa dentro de cuatro años, en 2022.

Enerkem y Suez trabajan por el desarrollo de un proyecto innovador que culminaría con la instalación de una planta de reciclaje de carbono molecular avanzado al Morell. La planta sería la primera de este tipo en el conjunto de la penínusla dedicada a la producción comercial de metanol verde a partir de residuos. Actualmente, Enerkem -que tiene la patente de este proceso innovador- opera una planta en Edmonton (Canadá) y tiene otra en fase de permisos en Rotterdam (Países Bajos).

La planta catalana se abastece de la materia prima generada en los ecoparques, que hacen la recogida de los residuos sólidos urbanos. Actualmente, del total de basura que va a parar a estas instalaciones sólo se recicla un 10% y, el resto, termina a las incineradoras o los vertederos. La nueva planta aprovecharía los residuos pretratados no recuperables, los cuales llegarían en bobinas retractiladas, para hacer un reciclaje molecular.

En concreto, el proceso consiste en la rotura de los polímeros de la materia en sus compuestos básicos, sometiéndola a unas condiciones de presión y temperatura que lo transforma en un gas de síntesis -Syngas-. Este estado permite separar las moléculas y reorganizarlas en metanol verde, una sustancia que permite elaborar nuevos productos químicos o aditivos para biocombustibles.

Esta técnica no requiere combustión y se produce en un circuito cerrado, por lo que minimiza las emisiones. Sus impulsores defienden que la planta proyectada en el Morell tendría “cero emisiones” de dioxinas y que el sistema “minimiza el cambio climático” porque evita la importación de un producto que hasta ahora provenía de combustibles fósiles.

Se calcula que, en plena operatividad, la nueva instalación tendría capacidad para tratar 375.000 toneladas de residuos, principalmente plástico, papel y textil, que podrían transformarse en 265.000 toneladas de metanol verde. Actualmente, el proceso técnico permite transformar hasta un 70% de la materia prima y, el resto, acaba resultando dióxido de carbono o residuo sólido. La vocación de futuro es lograr un índice de aprovechamiento del 100% y posibilitar “una planta de reciclaje circular total”.

La apuesta por el Morell responde al fuerte apoyo del Ayuntamiento, a las diez hectáreas disponibles para usos industriales, el acceso hacia la materia prima secundaria y el mercado de producto final, así como la proximidad con el Port de Tarragona para exportar productos químicos y las potenciales sinergias y colaboraciones con el resto del complejo.


La planta necesitará también puestos de trabajado de alta cualificación.

3 comentarios :

  1. LA “SOCIETAT CIVIL” DE L’ECONOMIA CATALANA
    GENERAL
    Llegeix aquest fil, Rusi!


    El president de Societat Civil Catalana, José Rosiñol, afirma que el procés independentista “està afectant al prestigi de la societat catalana en general, la qual cosa derivarà necessàriament en conseqüències econòmiques de gravetat en algun moment”.

    Rosiñol (SCC) fa aquestes declaracions el mateix dia que Coca Cola reforça la presència a Catalunya amb una inversió de 16,6 milions d’euros a la seva planta de Martorelles. I just quan fa dos dies que la cadena de supermercats d’origen alemany Lidl instal·la a Barcelona el seu centre de e-commerce (comerç electrònic) per atendre el mercat europeu.

    Rosiñol (SCC) fa aquestes declaracions una setmana després que tots els indicadors ens diuen que l’economia catalana creix el 0,8% fins al març, una dècima més que l’espanyola, i en un any, el PIB de Catalunya ha crescut el 3,3%, vuit dècimes per sobre de la mitjana de l’eurozona.

    Rosiñol (SCC) fa aquestes declaracions uns deu dies després que Barcelona ja ha superat en número d’organització de congressos internacionals a París i Viena. I ho diu quan la SEAT assegura que sigui quin sigui el futur de Calunya no es mouran d’aquí.

    Rosiñol (SCC) fa declaracions sense tenir ni idea del que es mou a la banca internacional (i sobretot, a la del centre d’Europa) i de la qual n’informarem ben aviat. Ni tampoc en té ni idea del desembarcament que s’està produint del banco Santander i BBVA a Catalunya aprofitant un cert “buit”.

    Rosiñol (SCC) fa aquestes declaracions quan Facebook fa públic que estableix el seu centre a Barcelona per combatre les fake news, i la multinacional Amazon torna a triar Catalunya per a instal·lar-hi un centre per donar servei a les petites i mitjanes empreses (pimes) del sud d’Europa (bàsicament Espanya, França i Itàlia) que venen els seus productes a través d’Amazon Marketplace.

    Rosiñol (SCC) fa aquestes declaracions quan l’empresa argentina Satellogic, líder en tecnologia de microsatèl·lits d’imatges d’alta resolució, escull BCN, com també el gegant asiàtic de videojocs IGG, la britànica King (Candy Crash i Farm Heroes, entre d’altres), Wework (coworking), Pepsico i la canadenca Enerkem i la francesa Suez, dues grans empreses de tractament de residus que invertiran uns 250 milions d’euros en una planta pionera a El Morell (Tarragona).

    Rosiñol (SCC) fa aquestes declaracions quan “només durant el primer trimestre del 2018 ja s’han absorbit 92.000 metres quadrats d’oficines a Barcelona i rodalies, i al centre de la ciutat -excloent la zona del 22@- només hi queda un 1,4% de disponibilitat” diu a El Nacional Marie Laure Fenet, directora de l’agència de Barcelona de la consultora immobiliària Savills Aguirre Newman.

    I a tot això, Rosiñol (SCC) no s’ha assabentat que la plataforma nord-americana de jocs Scopely invertirà tre smilions d’euros en obrir seu a Barcelona, la primera que tindrà la companyia a Europa.

    Podem dir, doncs, que el president de Societat Civil Catalana, José Rosiñol, no s’assabenta absolutament de res. Segurament perquè és el president d’una entitat que any rere any diu que l’11S és un fracàs i els independentistes una minoria fanatitzada. Bravo, campió! Bravo, Rusi!

    Bernat Deltell. Publicat el divendres 18 de maig de 2018

    ResponderEliminar
  2. Dos nuevos reves a Espanya:

    La Comissió Europea reitera a Espanya que les euroordres funcionen ‘molt bé’ i que no es modificaran
    https://www.vilaweb.cat/noticies/la-comissio-europea-reitera-a-espanya-que-les-euroordres-funcionen-molt-be-i-que-no-es-modificaran/

    La fiscalia alemanya avisa ara Llarena que es mirarà amb lupa l’euroordre contra Puigdemont
    https://www.vilaweb.cat/noticies/la-defensa-de-puigdemont-envia-la-resolucio-de-la-justicia-belga-i-demana-de-revocar-leuroordre/

    ResponderEliminar
  3. Anónimo6:38 p. m.

    Celebro esta noticia, este proyecto no solo puede suponer una disminución importante de los residuos en Catalunya y una oportunidad para una de las provincias más descuidadas como la de Tarragona; además puede ser una fuente de materia prima para las industrias químicas de la zona

    ResponderEliminar