Monday, January 21, 2013

El follonero, ese populista barato.

El follonero ya demostró en la entrevista a Artur Mas que quería seguir bajo las órdenes de Planeta.
No hay ningún problema que el populista y oportunista de Évole opine lo que le da la gana.
Incluso que vaya a dictado de su jefe (Lara).
Pero al menos que fuera imparcial.

El follonero no deja de ser un tipo sin escrúpulos muy bien remunerado que se arrima a buen árbol...

Esa mirada no es trigo limpio.
Ya sea con la Sexta o con El periódico (medios en contra de la independencia) hace uso de su puya habitual en contra del proceso democrático hacia el soberanismo.

Alguien que busca las causas más populacheras para llenar sus bolsillos es lógico que cargue contra el sentimiento catalán. Sólo faltaría, Planeta y Grupo Zeta le remuneran para eso.

La tabla del doble rasero es el deporte que practica el inefable Jordi. Ni un escrito ni un reportaje sobre el brutal lobby anticatalán.
Évole, sólo se atrevió a preguntar tendenciosamente a Artur Mas, pero no tuvo cojones ni dignidad ni código deontológico para preguntar a la Camacho porque decía tonterías como que, con la independencia, no se cobrarían las pensiones...

No es que Évole fuera neutral, el follonero está al servició del anticatalanismo rancio.
Él quiere ser el catalán que no lo parece para ser aceptado en España como "catalufo bueno".

Y claro, cuando a un sembrador de odio le das una "caja de colores" pues venga a hacer garabatos...

Qué fácil que es escribir guasa en contra de los catalanes. Cual foca sonada, Évole, le da un golpe a la pelota y recibe un pescado podrido como premio.

Como si de Alfonso Ussía se tratara, escribe, cada 2 por 3, en contra de los catalanes, sin ir más lejos, hoy, bajo el título Tapándome la vergüenza, se mofaba de lo rocambolesco que es pactar una declaración de soberanía.
Lógico, imbécil, en algunos lugares ha sido tan complicado que han habido guerras, masacres, crímenes contra la humanidad, genocidio, terrorismo de estado y declaraciones unilaterales (quizás a tus dueños les gustaría que hubiera sangre).

Los catalanes, tonto del culo, pretenden hacerlo de la manera más consensuada y democrática posible. Todo eso que, para el mierda del follonero, dice que es batiburrillo, para otros es debatir.

Es normal que, el que se ha hecho rico buscando los errores a toro pasado, ahora no tenga ni idea de cómo deban cocerse las aspiraciones del presente para un futuro mejor y en paz.

Al follonero sólo le gusta criticar de la manera más sectaria posible, eso sí, él nunca da soluciones. Le gusta humillar a los de Galicia por su Ciudad de la Cultura, a los de Alcorcón por su Ciudad del Circo o a los de Aviles por su Centro Cultural Oscar Niemeyer.

Seguro que a él (y a su cuenta corriente) le interesaría que España fuera un país de analfabetos para poder ir, con su cámara y sus lágrimas de cocodrilo, a reírse de la dignidad de la gente.

Por favor, follonero tramposo, no me SALVES de nada. Continúa viviendo de las miserias de los demás.
TU SIMPATÍA FALSA NO ESCONDE TU FALTA DE NOBLEZA. MALVADO.




Tal como puede verse en la captura, Jordi Évole y su productora buscaban becarios sin remunerar. Y no quería cualquier cosa, quería redactores, o sea, los que hacen las preguntas y que parece que se le ocurren a él. Eso sí, de balde.
¿Trabajará él también gratis?
El follonero va buscando injusticias por España mientras él practica la ley del embudo.

No comments :