lunes, abril 13, 2015

La burbuja del AVE a punto de estallar. ¡Privatización a la vista...!

Es lo que tiene... El día que la alta velocidad esté privatizada y el billete cueste el triple, ¿quién cogerá una AVE...?

Otro excelente artículo de Gemma Aguilera (el anterior aquí), publicado en El temps y que traduzco para vosotros.


La fiesta del AVE continúa. El Estado ha fijado en los Presupuestos Generales del Estado de 2015 una inversión de 3.561 millones de euros, un 48% más elevado que el del 2014, para ampliar un 33% la red actual de alta velocidad con unos 1.000 kilómetros más de AVE que conecten ocho capitales de provincia con Madrid.

Al margen de la evidente falta de justificación económica y social de todas y cada una de las líneas proyectadas en este año electoral -en otros países habrían salido a la luz informes de viabilidad ejecutados por expertos independientes y se habrían debatido políticamente los proyectos-, la decisión del Ministerio de Fomento de forzar más la máquina puede tener consecuencias desastrosas para la prestación del servicio ferroviario español. Expertos consultados por este semanario avisan de la inminencia del estallido de la burbuja ferroviaria, que hace años que se engorda con kilómetros y kilómetros de vías y estaciones de AVE no rentables. Con la inversión de 2015, el Estado habrá vertido 54.000 millones de dinero público para construir una red radial de acero, la más grande de Europa y la segunda del mundo por detrás de China.

¿Qué puede desencadenar el estallido? La presión sobre Adif, el gestor público de infraestructuras sobre el que el Estado cargará la deuda de las obras, puede conducir rápidamente tanto Adif como Renfe a la quiebra económica ya la posterior privatización, aseguran expertos consultados por este semanario. Y es que de estos 3.561 millones de euros que aparecen en los PGE, sólo 285 provienen de subvenciones a fondo perdido de la UE y una pequeña parte más sale realmente de los presupuestos.
El resto se conseguirá por la vía del endeudamiento de Adif...

Previendo esta necesidad, el Estado ya dividió la empresa en dos sociedades, Adif y Adif-Alta Velocidad. Tal como explicó la ministra de Fomento a principios de 2014, la segunda sociedad "asumirá buena parte de la deuda y de la inversión de Adif", porque se dedicará a construir y administrar el AVE y todos los negocios relacionados, como estaciones, talleres y suministro de energía, entre otros.
La nueva sociedad ha asumido la red actual de 3.100 kilómetros de AVE, más los casi 2.000 que están en construcción o planificados. El regalo incluye la deuda de Adif asociado a estos activos, que, contabilizando el gasto asociado a las promesas de 2015, deja Adif con una deuda de 18.673.000 euros, que la convierte en la empresa o entidad pública más endeudada. Por detrás tiene el FROB, el fondo que creó el Estado para rescatar a la banca española, es de 17.891.000 euros.

Colocando la deuda a Adif-Alta Velocidad, el Estado convertía la empresa original en una empresa saneada según la nueva normativa europea, al tiempo que obtenía una plataforma para conseguir financiación en los mercados de capitales. La fórmula es sencilla: el Estado no engorda la deuda pública porque, si Adif-Alta Velocidad tiene ingresos, y por tanto tiene acceso al crédito, su deuda ya no se contabiliza como deuda pública estatal y Madrid se siente libre para construir kilómetros de AVE sin restricciones.

Dinero de Renfe en Adif. Superado este paso, ¿cómo consigue suficientes ingresos una empresa que se dedica a gestionar infraestructuras, es decir, a gastar, pero no realiza ninguna actividad comercial que conlleve ganancias directas? Incrementando de forma exagerada el canon que hace pagar al operador ferroviario por la utilización de sus instalaciones. Pero en España el único operador ferroviario de transporte de pasajeros es Renfe, también empresa estatal. Por tanto, todo queda en casa, el dinero circula de una empresa pública a otra. De hecho, si Adif ha podido endeudarse más entre el 2013 y el 2015 es gracias al incremento de cerca del 50% del canon que cobra a Renfe por el uso de sus infraestructuras, vías y estaciones (trampas al solitarios).
Veremos circular "borregueros" por aquí.
Y con el tiempo no quedará ni un metro de catenaria...
Según se recoge en la memoria de las cuentas anuales de Renfe del ejercicio 2013, "los cánones ferroviarios han supuesto un gasto de 494 millones de euros, una cifra que significa un incremento importante de 128,9 millones de euros (35, 3%) sobre la cifra del año anterior". Este canon se divide en 398,7 millones de euros para infraestructuras y 95,2 millones para las estaciones. Este canon ha crecido alrededor de un 15% en 2014.
Según la memoria, el motivo de este incremento se debe a varios efectos:
"Por un lado, al aumento general de las variables de producción sobre las que se aplican las tarifas vigentes, como son el número de viajeros y los kilómetros-tren realizados". Por otra parte, "el incremento más significativo se deriva de la modificación en 2012 de la normativa que fijaba las cantidades de los cánones ferroviarios establecidos, que implica cambios en el horario calificado de hora punta, el canon para trenes AVANT y los valores unitarios de todas las modalidades". Es decir, de un cambio de normativa por parte del Estado para asegurar el incremento efectivo del canon que Adif cobra a Renfe, y que se convierte en la gran fuente de ingresos de Adif- Alta Velocidad.
¿Privatización a la vista? 

Con esta maniobra, avisan los expertos consultados, "no sólo trasladan el endeudamiento a Adif, que a estas alturas se está quedando sin capacidad de inversión, sino en Renfe, que ya está perdiendo mucho dinero por culpa de estos cánones totalmente desmesurados y sin justificación alguna. El escenario del estallido de la burbuja ferroviaria es muy cercano, el esfuerzo financiero de Adif en 2015 ya no es sostenible, tal vez puede aguantar un año más, pero si se aboca a construir 1.000 kilómetros más de AVE -el coste de un kilómetro de alta velocidad es el mismo que el de 15 kilómetros de vía convencional- que ya sabemos que no serán rentables, la quiebra estará a un paso".

Si Adif y Renfe quebraran, podrían terminar privatizadas de forma precipitada. Una decisión que tendría consecuencias muy negativas para el servicio de ferrocarril español, porque, si bien desde el ámbito técnico y algunas formaciones políticas reclaman una liberalización de los operadores que pudieran competir con Renfe, una privatización de la infraestructura, ahora propiedad de Adif , podría provocar deficiencias en el servicio. El gasto de mantenimiento de una infraestructura de esta dimensión no es asumible por un operador privado, que acabaría dejándola de la mano de Dios. La primera privatización del ferrocarril la hizo Margaret Thatcher en el Reino Unido y fue desastrosa, y en Japón, el estallido de la burbuja ferroviaria terminó con una privatización total del servicio.

Si el Estado no frena, Adif y Renfe serán vertidas a la quiebra. En el escenario de un estallido de la burbuja, "lo más probable es que el Estado acabe deshaciéndose de las dos empresas con una venta a precio de saldo", apuntan las fuentes conocedoras del estado financiero de las dos compañías.
La gran piedra en el zapato de Adif es que las líneas de AVE nunca serán rentables, ni las actuales ni las que puedan entrar en servicio. Los estudios de líneas de alta velocidad en todo el mundo fijan el umbral de la rentabilidad en unos 20 millones de pasajeros anuales por cada línea abierta, unas cifras que están muy lejos del trayecto con más pasajeros del Estado, el Barcelona-Madrid, que apenas llega a los 8 millones de pasajeros gracias a una política comercial de descuentos bastante agresiva. Si el trayecto fuera rentable algún día, la infraestructura nunca se amortizaría, y la cuestión es que Adif sí será amortizado porque no es dinero de los Presupuestos Generales del Estado o de Europa, la mayor parte del dinero es deuda.

¿EL SABEN AQUÉL QUE DISE QUE HAY CATALANES QUE VOTARÁN A C'S-PPSC-PODEMOS PARA SEGUIR FORMANDO PARTE DE ESPAÑA?
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

7 comentarios :

  1. Joaquim7:53 p. m.

    España invirtiendo en tonterias y aquí nosotros perdiendo inversiones por su culpa. De derechos humanos.

    http://www.ccncat.cat/news/continua-el-degoteig-de-multinacionals-estrangeres-que-desestimen-realitzar-inversions-estrategiques-catalunya-com-consequencia-de-la-manca-dinversions-de-lestat-espanyol-en-les/

    ResponderEliminar
  2. A ver que el presi de TC ha dicho que Catalunya no se puede separar de España, avisemos a Asterix y Obelix que paren el Procès que por lo visto no sabían lo del articulo 2 y lo del 155 y que dice ya vivimos chachi pirule y que ellos lo hacen de muerte, venga que vayan plegando velas y que fue bonito mientras duró.

    http://www.vilaweb.cat/noticia/4239898/20150413/president-tc-diu-catalunya-pot-separar-despanya.html?utm_content=buffere1a4d&utm_medium=social&utm_source=twitter.com&utm_campaign=buffer

    ResponderEliminar
  3. Es que nos quejamos de todo. Los españoles "semos mui listos", y sabremos darle un buen uso al AVE.

    Los de Jaén lo tienen claro.

    El tranvía de Jaén, que costó 120 millones, se convierte en aparcamiento

    http://ccaa.elpais.com/ccaa/2015/04/12/andalucia/1428854290_052843.html?id_externo_promo=as-ob&prm=as-ob

    ResponderEliminar
  4. Por lo que parece, Renfe ya se prepara para las tarifas Low Cost en el AVE.

    No sé si este link lo puedes publicar o no. Si puedes lo publicas:

    http://www.elconfidencialdigital.com/dinero/AVE-cost-apuesta-futuro-Renfe_0_2355964400.html

    Al final haran trenes borregueros...

    ResponderEliminar
  5. Charly, es que si viajas mas lento pero es mas barato, la gente elige el sistema mas barato (Menos los que pueden permitirse ir en avión). Siempre he dicho que ir a 200 es la velocidad optima para el tren (vías razonables, y coste razonable de electricidad y mantenimiento). Lo del AVE es una locura. Pero eso que quiere hacer RENFE tampoco es lo correcto. Sí es razonable a los trenes de dos pisos, pero no razonable quitar servicios. Y no porque sería menos rentable (si viaja mas gente en un tren, y es mas lento, es mas rentable la cafetería), si no porque se cargas el AVE convencional (si tienes el mismo servicio no eliges el mas rápido, si es mas barato). Por eso tiene que hacer que los mas baratos tengan muchas diferencias con el caro, para que alguien elija el caro (además necesita "pegarse el moco", y que su tren no se le llene de "chusma" proletaria). Lo que hubiera sido razonable en España, es no hacer el AVE, y sí vías de 200 Km/h, ancho europeo en todos lados (pasajeros y mercancías, y que le den por saco al ancho ibérico), cafetería con precio razonables y con camareras cañón (si en vez de una "cafetería", fuera un "bar" estaría petada, y ganarían mas que con los billetes), y con vagones buenos de dos pisos "para todo el mundo", y no solo para los del puente aéreo. Y los que tengan mucha prisa, que paguen el billete del avión.

    ResponderEliminar
  6. low cost...
    Lo dicho, veremos borregueros pos las vías de AVE y el que tenga dinero irá a 300 por hora...

    Lo de España se estudiará en el extranjero...

    ResponderEliminar
  7. Estoy de acuerdo con vosotros.
    El problema es que el tren convencional bueno a 200 km/h no existe.
    Y se estan construyendo líneas de AVE (con trenes mixtos) para cubrir esta deficiencia. En fin, el futuro del AVE es negro negro negro...

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...