domingo, noviembre 25, 2018

En la República de Catalunya los jubilados tendrán asegurada la pensión y podrían cobrar entre un 5 y un 10% más.

Permítanme que ponga al día los datos que el colectivo Wilson publicó hace unos años sobre independencia y pensiones.


En términos generales, podemos decir que hay dos tipos de sistemas de pensiones en el mundo: de capitalización y de reparto. En un sistema de capitalización, el dinero que cotizan los trabajadores se deposita en un fondo de capital (de ahí el nombre) que a su vez se invierte en activos financieros que generan intereses. Este fondo se recupera el día que el trabajador se jubila y entonces se utiliza para pagar su pensión. Algunos países en el mundo tienen un sistema de pensiones basados en un fondo de capitalización. España NO es uno de ellos.

España tiene un sistema de reparto. En este sistema las cotizaciones de los trabajadores de hoy se reparten (de ahí el nombre) entre los jubilados (y otros pensionistas, como viudas, huérfanos o incapacitados) de hoy. Es decir, la generación que trabaja es la que finanza la generación de pensionistas: el dinero que los jubilados de hoy cotizaron cuando eran jóvenes ya se utilizaron en su día para pagar las pensiones de los jubilados en aquel momento. Por tanto, las cotizaciones que los jubilados de mañana han pagado durante su vida laboral no se acumulan en ningún sitio. Y, por tanto, dado que ni el gobierno ni la Seguridad Social españoles tienen el dinero que se utilizará para pagar las pensiones de los jubilados de mañana, tampoco podrán evitar que los jubilados catalanes cobren las pensiones en el supuesto de independencia.

Si Catalunya implementara la República y decidiera mantener el sistema actual de reparto, los trabajadores catalanes cotizarían en la seguridad social catalana y el dinero de estas cotizaciones serviría para pagar las pensiones de los catalanes. Es decir, quien garantiza que los jubilados catalanes cobrarán sus pensiones no es ni el gobierno español ni la Seguridad Social española sino los trabajadores catalanes.

La pregunta, por tanto, no es si las pensiones en una Catalunya republicana se cobrarían sino si serían más altas o más bajas que las que hay en una Catalunya dentro de España. Como ya hemos dicho antes, en un sistema de reparto, la pensión que cobra cada jubilado es el resultado de repartir todo el dinero que cotizan los trabajadores entre todos los jubilados. El total de dinero recaudado en concepto de cotizaciones de un país depende de:

a) el número de trabajadores que cotizan
b) el salario de estos trabajadores
c) el porcentaje de su salario que se dedica a la Seguridad Social (el "tipo de cotización")


El total de cotizaciones recaudadas se reparten entre la población pensionista. Por tanto, la pensión que recibirá, en promedio, cada pensionista será más alta:

a) cuanto mayor sea la relación entre número de trabajadores ocupados y número de pensionistas
b) cuanto más alto sea el salario medio
c) cuanto más alta sea el tipo de cotización


Número de trabajadores ocupados por pensionista (datos octubre 2018) 
Solo ocupados:
Catalunya: 2,2
España 2,3

Ocupados y parados INEM
Catalunya 1,97
España 1,97


Prácticamente iguales, eso se explica porque Catalunya tiene una tasa de ocupación más elevada que España, pese a que un mayor porcentaje de la población es pensionista (debido sobre todo a una tasa de empleo más alta en el pasado, sobe todo de gente emigrante).

Por otro lado, el salario medio anual (2017) en Catalunya es de 24.454 euros, mientras que en España es de 23.156 euros. Por tanto, si una Catalunya independiente mantuviera los tipos de cotización a la Seguridad Social actuales, los ingresos totales por cotizaciones divididos por el número de jubilados resultarían una pensión media un poco más alta que la cifra calculada para España. Exactamente, la pensión media en una Catalunya independiente podría ser un 5% superior a la que se obtiene quedándonos en España, y podría hacerse sin aumentar los tipos de cotización.
Esto nos lleva a una conclusión muy clara: si Catalunya fuera independiente, no sólo las pensiones estarían garantizadas sino que incluso podrían ser más altas que formando parte de España.

Para constatar esto con datos históricos, observemos el saldo que Catalunya ha tenido con la Seguridad Social (en sentido amplio, incluyendo prestaciones de desempleo) española en los últimos tiempos. Este saldo es la diferencia entre lo que los beneficiarios de prestaciones catalanes reciben de la Seguridad Social y la cantidad que los trabajadores catalanes cotizan. Los cálculos de este saldo se muestran en el cuadro siguiente. 



De este cuadro ya obsoleto podemos destacar que Catalunya fue deficitaria principalmente a partir de 2009. Pero la España sin Catalunya lo fue más.

La realidad es que Catalunya sumó hasta el 2010 unos 24.000 millones de euros de superávit. Casi la mitad de la hucha fue catalana.
La cuestión es que, desde ese 2010 hasta que se termine el 2018, la seguridad social española registrará 100.000 millones de déficit. De los cuales, por cotizantes y pensión media, unos 19.000 millones se lo han pulido los jubilados catalanes. Eso quiere decir que en la hucha catalana todavía nos quedarían 5.000 millones, para unos dos años más.

Pero, recuerden que los datos los tomamos teniendo en cuenta que Catalunya es una autonomía que sufre un expolio de 16.000 millones de euros al año y que el Estado apenas invierte en territorio catalán, o sea, por no haber, no hay ni obra pública.
Con eso quiero decir que los catalanes no solo contaríamos con unos presupuestos doblados sino que, además, crearíamos más puestos de trabajo, ya que dispondríamos de dinero para obra pública (cada 1.000 millones son 15.000 puestos de trabajo). También habrían más funcionarios cotizando, etc...

Y, a todo eso añadan los impuestos que España no permite o los beneficios que nos roba y que podrían utilizarse para los posibles déficits o aumentos:
aeropuerto y puertos: 500 millones
viñeta carreteras alta capacidad: 1.000 millones
impuesto bancario y nucleares: 200 millones (o más...)
...

Ya ven, en Catalunya habría margen para subir las pensiones entre un 5 y un 10%.

Explíquenlo hoy a sus padres, abuelos o suegros.
O a sí mismo...

3 comentarios :

  1. 01. En les últimes hores, Ñ confirma que cau en picat, mentre que CAT cotitza a l'alça.
    https://twitter.com/DFerrerC/status/1065890855276462082

    ResponderEliminar
  2. El director general d'AENA, Javier Marín, ha vingut a la trobada colonial d'economistes de S'Agaró a explicar com de bé gestiona els nostres aeroports. Com que cap assistent ni mitjà ha gosat posar en dubte les seves dades, ho haurem de fer des de #primàriesBCN. Obro fil
    https://twitter.com/AdriaAlsina/status/1066392563014356994

    ResponderEliminar
  3. May y Picardo proclaman su victoria sobre Gibraltar y dejan en evidencia a Sánchez
    La primera ministra británica dice que "nada ha cambiado" sobre el acuerdo de Gibraltar y Fabian Picardo, directamente, afirma que Sánchez no tiene "ninguna garantía".

    https://www.elespanol.com/espana/politica/20181125/may-picardo-proclaman-victoria-gibraltar-evidencia-sanchez/355715105_0.html


    Radiografía de una capitulación: por qué el "triple blindaje" de Sánchez sobre Gibraltar es papel mojado

    https://www.elespanol.com/mundo/europa/20181125/radiografia-capitulacion-triple-blindaje-sanchez-gibraltar-mojado/355964425_0.html

    ResponderEliminar