viernes, septiembre 09, 2016

A pesar del cansancio este 11 de septiembre hay que volver a salir a la calle.

El pueblo catalán siempre estará dispuesto cuando sus políticos soliciten ayuda.
Seguramente tocará salir a la calle de aquí al otro 11 de septiembre. Los patriotas catalanes tendremos que manifestarnos a favor del nuevo estado. Defenderlo...
Pero eso ya vendrá...

Ahora, una vez más -y confío que la última- debemos salir a celebrar nuestra derrota para que dentro de un par de años celebremos (en otra fecha) la victoria de la libertad.

Si todo va bien, este es el último 11 de septiembre. Ya nunca más los catalanes festejaremos el haber perdido nuestras libertades.

Y este domingo hay que salir con las esteladas para recordar a nuestros políticos que deben cumplir el mandato de las urnas. Primero fue el 9-N y después la elecciones plebiscitarias. No hay que demostrar más veces que somos mayoría. El Parlament debe declarar la independencia de Catalunya. Luego, una vez mas, tendrán todo nuestro apoyo para la defensa de nuestras libertades ante un estado opresor que es muy probable que no sepa perder.



Como decía, el domingo también se celebra la fiesta de la libertad que supone el desear un estado propio más moderno, libre y abierto.
Al catalán se le ofrece la oportunidad de crear una constitución y unas leyes propias del siglo XXI, bien diferente del estado español que se muestra incapaz de variar un ordenamiento reaccionario, demodé y heredera del franquismo. Con anacrónicas monarquías y gastos inútiles.
El fundamentalismo de una constitución que es el alimento de perversos vividores y estafadores. Seres abyectos que abducen a una población que se conforma a cambio de subsidio.

Los catalanes no queremos estar subyogados por una Castilla pueril, estéril, franquista y corrupta que solo ha prosperado cuando ha expoliado a otros pueblos.
Una meseta de matorrales incapaz de adaptarse a los avances de la civilización.



Prou!, ya hemos tenido suficiente, llevamos demasiado tiempo siendo perseguidos y expoliados. En la era de internet y de la globalización los vagos y maleantes no tienen sitio en el planeta. Por eso que nadie espere ni confíe que los catalanes volvamos a mantener a una sociedad hidalga. El que no tenga capacidad de progreso y de sacrifico que desaparezca o que se suicide.

Los catalanes nos encontramos encallados ante un estado en contra, de una vez por todas deseamos saber lo que implica tener un estado a favor. Queremos trabajar para nuestro futuro y solo aceptaremos ayudar a los que deseen integrarse a nuestra sociedad y estilo de vida...



No hace falta ser muy listo para darse cuenta que el futuro de España es negro, inviable. A las puertas de su enésima quiebra. Pero ahora ya no le quedan colonias ni caudillos que les sumerja en el medievo.

Un estado inventado, sin futuro, ni ilusión, ni carisma. Sin referentes democráticos a los que honrar. 
A uno se le cae el alma cuando observa que la supuesta nueva política habla de Adolfo Suárez como referente... O sea, otro exfranquista...



España ha enloquecido, cualquier atisbo de cordura hace tiempo que desapareció en tertulias borrachas de odio y de catalanofobia. 

Un país de guerracivilistas en que lo más lógico hubiera sido que después de la contienda se hubiese partido en dos como Vietnam o Corea o como China y Taiwan... 
Pero no fue así, el maldito sátrapa oprimió al pueblo vencido hasta convertirlo en un pelele. Solo así se explica que el partido socialista sea un calco amorfo de la derecha franquista.




España no tiene solución -ni la desea- y por eso los catalanes queremos largarnos y olvidar lo antes posible este maldito infierno en el que nos han obligado a sufrir.
Demasiados siglos hemos aguantado y es posible que hayamos traicionado la memoria de los valientes catalanes que dieron su vida hace 300 años.

Una sociedad, la catalana, que Franco diluyó a base de emigración mayoritariamente analfabeta y de trabajadores de baja cualificación. 
Después de varias décadas hemos visto que el dictador hizo bien su trabajo... Apenas 1 de cada 10 desplazados económicos se integró.
Y lo terrible es que esa gente pueda votar en un territorio que no es el suyo y que ni siquiera se ha ganado ese derecho.
Por suerte, sus hijos y nietos sí que han sabido valorar el esfuerzo que hizo el pueblo catalán para que sus ancestros salieran de la más absoluta miseria.

Así que, por última vez, reunámonos el domingo, hagamos que nuestra fiesta remueva la úlcera de los fachas de Madrid. Consigamos una vez más que las portadas del lunes estén llenas de bilis.

Y nosotros a lo nuestro, no hay nadie que pueda impedir que seamos libres y, aunque duela ver en lo que quedará España sin nosotros, quizás no hay mal que por bien no venga y nuestra partida sea una motivación para el pueblo español. A lo mejor abrirán los ojos y verán por fin en la porquería que se convirtieron por culpa de Madrid. 
Es más, tal vez hasta pedirán cuentas a ese Madrid que promovió el odio a Catalunya.


En fin, el domingo es nuestra fiesta, un anhelo, una ilusión que ya les gustaría tener a otras naciones y territorios más allá del Riu Sénia. 
Nada ni nadie les impide intentar lo mismo...

VISCA CATALUNYA LLIURE!



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

9 comentarios :

  1. Anónimo9:08 p. m.

    Esperemos que sea la última de verdad, no puede ser que tras tantos años con partidos nacionalistas en el poder todavía no os hayáis independizado.

    Lo gracioso de la Diada es el contraste de datos: el año pasado 1 600 000 contra 400 000 personas

    L

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mucha gente no se inscribe, simplemente se presenta y suma. De todos modos, solo hay que mirar al parlamento, ya que simplemente necesitamos 72 diputados para declararnos estado independiente; eso sí que es gracioso.

      Eliminar
    2. Yo no me he inscrito ni una sola vez, y voy en todas. En la de mañana los de Madrid dirán que solo habrán venido 50.000 personas, importándoles un comino que todo se filma, se ve por televisión, y se vea claramente que lo que dicen es mentira. Cada año el 11 de septiembre se hace la manifestación más grande de Europa, con mucha diferencia, y lo sabe todo el mundo.

      Eliminar
  2. Aquest any pensava anar a Lleida a ser part de la Diada, però ens veurem finalment a Barcelona!!

    Aquest any, es el darrer dins aquesta olla de grills anomenada Espanya!!

    Aquesta any serà la nostra darrera Diada com a Colònia espanyola.

    VISCA CATALUNYA LLIURE!!

    ResponderEliminar
  3. Anónimo9:44 p. m.

    http://cronicaglobal.elespanol.com/en-voz-baja/tarda-y-rull-recibidos-con-el-himno-de-espana-en-bellvitge-1_60783_102.html#.V9Kf-BtXsVM.twitter que us sembla aixo ?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues que no veo a los de la peña madrileña cantando el himno...

      Eliminar
    2. Jordi, el himno español no se canta porqué no tiene letra, sólo se tralalea.

      Eliminar
  4. Lo del baile de cifras será el clásico de cada diada con ridiculo mesetario, pues llevan desde la vía catalana del 2013 diciendo que "no va nadie", y claro, eso en la era de Internet como que no cuela.

    ResponderEliminar
  5. Cataluña da una lección en España según "Politico"

    http://www.geopolitica.cat/catalunya-dona-llico-espanya-segons-politico/

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...