martes, octubre 16, 2018

Las comunidades autónomas improductivas no quieren hacerse cargo de los menores inmigrantes.

Todo esos niños africanos que esnifan cola por las calles de Barcelona nos los envía el gobierno español...
Es evidente que con la restauración de la República (y fronteras con España), eso ya no podrá ser...

Tal como puede comprobarse en el mapa de abajo, hay comunidades que no hacen su trabajo. Como siempre, Madrid, en proporción a su riqueza y población, es la que escurre más el bulto...

Ya tiene narices, la España subvencionada e improductiva no quiere a los menores inmigrantes...

Mucho crear el estado de las autonomías, el café para todos... pero hay comunidades que no hacen nada con el dinero de las transferencias...


Aunque hay que reconocer que el mayor problema lo tiene Andalucía. Y que si se repartieran proporcionalmente, a Catalunya incluso le tocarían más...
Pero, al menos, se vería que nadie se escaquea...




Pero el crecimiento se ha desbordado en un par de meses. Fíjense a finales de julio cómo estaba la cosa:


O sea, Madrid ha conseguido reducir la cantidad de menores tutelados en plena crisis migratoria.

Menores esnifando cola en el apple store de Barcelona...

Tal como decía en TV3 un emigrante que fue uno de esos niños de la cola: "es imposible la integración, el 90% se dedicará a robar o a trapichear droga".

FOTEM EL CAMP!

4 comentarios :

  1. Anónimo4:14 p. m.

    está claro que no se integrarán... en Bcn. La única solución es distribución, separación.
    Nosotros metimos a todos los immigrantes andaluces, extremeños, castellanos, gallegos, en barrios solo para ellos. Dejamos que construyeran en las riberas de los ríos contaminados por el textil, nunca integramos a nadie.
    El resultado, la mitad de esos currantes no han querido nunca integrarse.
    Estos niños africanos poca culpa tienen de estar ahí, pero déjalos ahí en menos de la Colau, una vividora de la miseria, y siempre serán miserables.
    Agarralos, separalos, meteles en pueblos, el pallars, la Cerdanya, la vall d'Aran, alta Ribagorça, Solsonès, Ripollès, Valls... en cuatro días hablan catalán, se sabe si han asistido a clase, se sabe dónde han dormido, y no saben dónde encontrar la cola.
    Y así repoblamos ciertas comarcas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, no es así y no me parece correcto ni flagelarse ni autoinculparse de las decisiones del régimen franquista.
      En esas gigantescas oleadas migratorias que trajeron gente de todos lugares a Catalunya se construyó en todas partes, en lugares donde antes no había nadie y en lugares donde ya había gente. Y los recién llegados se esparcieron por todas partes, donde antes había gente y donde no.
      En Collblanc, el barrio de Hospitalet donde yo nací, ya existía gente antes de que llegaran los inmigrantes, y se edificó sin freno para dar cabida a mucha gente que se mezcló con los catalanes originarios del barrio. Y también se construyeron barrios como La Florida o Bellvitge donde antes no había prácticamente nada. Y así en Hospitalet y en Barcelona y en todo el cinturón donde fueron a parar la mayoría de los inmigrantes.
      Y no "dejamos que construyeran" aquí o allí, había una dictadura y los que mandaban, los que entraron por la Diagonal, decidieron dónde se construía y dónde no sin pedir permiso. Sólo falta que además la culpa sea nuestra, no.

      Tampoco es correcto que compares unas migraciones de cientos de miles o millones de personas con la llegada de unos centenares de niños. Lo segundo se puede manejar, lo primero no. Y me parece buena idea la de repartirlos por lugares donde pueden encontrar una buena acogida y no en medio de la jungla urbana.

      Eliminar
    2. Anónimo4:54 p. m.

      Bona idea. Apoyo la dispersión por comarcas.

      Eliminar
  2. Es verdad. Que van a hacer esos niños tirados en Barcelona? En BCN o en otra ciudad, da igual.
    Lo de niños snifando cola no lo vemos aquí en los pueblos. Y algunos pueblos ya casi tienen más viejos que niños.

    No sé si en todos los pueblos tendrían cabida. Pero sé qué hay casas vacías. Oficios faltados de aprendices. Y mucha comida excedente que se tira a la basura en los comedores escolares.

    El Sr. Mimo Lucano, acalde de Riace, es un ejemplo en la acogida a los emigrantes; de hecho es tan ejemplar que hace poco lo han detenido y ya quieren desmantelar todo lo que ha creado.
    https://www.ara.cat/internacional/Detingut-Riace-solidaritat-migrants-Italia_0_2099190199.html

    ResponderEliminar