viernes, febrero 26, 2016

El Brexit acelerará la inevitable quiebra de España.

El Brexit es una gran oportunidad para Catalunya, para demostrar que fuera de la UE hay vida, que no es la "nada del espacio exterior". Más bien al contrario, hay un pueblo, el inglés, que está cansado de subvencionar estaciones de AVE en pueblos de 28 habitantes y demás corruptelas.

Pero, además de eso, la salida del Reino Unida castigará de forma directa a España y brutalmente a una "España sin Catalunya".


El día 23 de Junio, el Reino Unido decide si continúa dentro de la Unión Europea o abandona esta organización. En otras palabras: si continúa subvencionando el régimen español, o cierra el grifo.

A estas alturas es por todos sabidos que España es inviable económicamente incluso con los niveles actuales de expolio a los contribuyentes catalanes, británicos...
 España vive por encima de sus posibilidades, y gracias a los bajos tipos de interés de la zona euro y la decisión política del Banco Central Europeo de comprar su deuda va aguantando el tipo. Cualquier mirada a sus cifras indica, sin embargo y sin lugar a dudas, que esta situación no puede continuar indefinidamente, y que la hora de la verdad se acerca.

El factor clave sigue siendo, naturalmente, la independencia de Catalunya, que dejaría un agujero en las arcas públicas españolas muy difícil de tapar. Aunque Madrid hipotéticamente intentara llevar a cabo una transformación estructural de su economía, terminando por ejemplo con el AVE y las autovías, el impacto positivo no llegaría hasta unos años más tarde. ¿Y mientras tanto? Estrangular aún más el País Valencià y les Illes aceleraría un cambio político que ya empieza a despuntar. Acabar con el estatus fiscal del País Vasco y Navarra, que ya tienen la maquinaria administrativa para recaudar impuestos...

Para el régimen español, la única solución para aguantar varios años más radica en la Unión Europea, una UE que hasta ahora se ha mostrado bastante favorable en Madrid, no sólo subvencionandola, sino callando ante las constantes amenazas de uso de la fuerza, único argumento de que dispone un régimen que ve como los catalanes ven renacer en su corazón el deseo de libertad.

He aquí la gran importancia del referéndum británico. Si como indican todas las encuestas el Reino Unido opta por recuperar la soberanía, Madrid habrá perdido un contribuyente neto al presupuesto comunitario. No acabarán aquí, sin embargo, las malas noticias para el régimen, pues podemos esperar un efecto dominó, ya que en muchos otros países una mayoría de la población está cansada tanto de vivir bajo el dominio de Bruselas como de mantener estados artificiales estructuralmente deficitarios como España.

Es muy posible que la agonía de España se alargue más tiempo de lo que parecía cuando se inició el actual proceso soberanista en el Principado. Al fin y al cabo, el previsible voto británico a favor de la plena soberanía abrirá un periodo de negociaciones, durante el cual el régimen español continuará nutriéndose del contribuyente británico, mientras que el posible efecto dominó no será inmediato, y el consenso político catalán parece en estos momentos inclinarse para evitar movimientos demasiado rápidos. Lo que no es posible, sin embargo, es la supervivencia del Reino de España, y su continuidad en la zona euro a la tasa de cambio fijada en su día. España quebrará, devaluará, y dirá adiós de una forma humillante, y el 23 de Junio, el Reino Unido acercará un poco más este escenario. La historia no perdona, la economía tampoco.
(by Àlex Calvo geopolitica.cat)


Y además:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

1 comentario :

  1. Incluso en campings estamos en la champions.
    http://www.naciodigital.cat/noticia/104025/camping/catalunya/premiat/amb/maxim/guardo/europeu/dels/caravanistes/alemanys

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...