viernes, septiembre 21, 2018

Los catalanes sacan su dinero de LA CAIXA y, como consecuencia, el banco valenciano debe vender sus acciones de REPSOL.

Desde este mes de septiembre el BCE ha rebajado su compra de deuda a la mitad... Y así hasta diciembre en el que finalizará su programa de adquisición de activos.

En esos años de darle a la máquina de hacer billetes, no solo los países se han visto beneficiados, también las grandes empresas (entre ellas las españolas). Sí, Draghi ha financiado a las multinacionales en un valor de 500.000 millones de euros al año. Una auténtica barbaridad que demuestra que las empresas de la vieja Europa están en muy mala situación económica. A partir del 2019 sus vencimientos deberán financiarse en los mercados...

Por eso hace unos días Wall Street dejaba de respaldar a empresas que parecen tan saneadas como Santander, BBVA, Iberdrola o Amadeus.
Morgan Stanley  y JP Morgan hacían lo mismo con AENA y Telefónica respectivamente.

Simplemente los analistas norteamericanos saben que 1+1 = 2 
O, pero aún, que 2 - 4 = -2...

Malos tiempos pintan para los grandes valores del Ibex35.

La Caixa vende sus acciones de Repsol porque no está claro el futuro de la petrolera especialista en países bananeros y porque el banco valenciano se ha quedado sin cash. 
Es evidente que el boicot catalán le ha hecho mucho daño. Aunque no publiquen los números, solo hace falta ver cómo cierran las sucursales. En el área circular Bailén-Gran Via-Tetuán-Passeig de Sant Joan-Napoles-Arc de Triomf llegaron a haber 6 oficinas. Ahora hay 2. Que van a cerrar también para que solo haya una de esas que parecen tiendas de Apple. Sin embargo, la que había previsto poner en la Calle Casp (en un antiguo banco chino) ha paralizado las obras. Lo entiendo, ese nuevo sistema de "cosa" bancaria consiste en sillas y mesas vacías (al menos te sirvieran una birra...) con un atril donde una recepcionista de pie te pregunta "¿qué quieres?": si es para sacar o ingresar dinero te envían al cajero, y es entonces cuando la gente se indigna (sobre todo los mayores), se enfadan por tener que poner los billetes en una máquina...
Una auténtica tomadura de pelo y desprecio al cliente...

Por el tipo de negocio que tiene La Caixa (nóminas y pensiones que la gente saca al día siguiente), dudo que pueda mantener sucursales en los pueblos como hasta ahora...

Bien, pero la historia cuenta que La Caixa había sido la campeona de las participadas. Esa gente tan pulida y católica habían mandado en joyas como Abertis, Agbar, Repsol, Gas Natural, Port Aventura... Se repartían las presidencias en una merienda de negros fabulosa... Ya solo les queda la gasística...
También tienen acciones en Telefónica pero, igual que con Repsol, provisionaron a principios del 2018 "oscilaciones de mercado" para vender sus acciones a pérdida, por lo tanto, estén atentos a las noticias de las próximas semanas...

Sin clientes, cerrando oficinas, con sede en Valencia y sin cartera industrial.
El ser española no le ha ido muy bien...

Incluso, por desprenderse de sus participadas en Repsol perderá 450 millones de euros...
Es como si usted comprara un piso hace 20 años por 200.000 euros y ahora lo vende por 150.000...

Y no hay que olvidar que hace "cuatro días" vendía las hipotecas a un fondo buitre norteamericano.

Es evidente que van mal de liquidez en un entorno de tipos negativos (me recuerda al Popular...)
Últimamente sus cajeros siempre están averiados...

Seamos sinceros, otra gran empresa con solera catalana (Agbar, Abertis...) que España destruirá por culpa de ellos mismos: siempre eligen el bando equivocado...

2 comentarios :

  1. Guaicaipuro9:20 p. m.

    Me alegro por la noticia pero Mare de Deu todos los catalanes independentistas deberían de cambiarse ya de compañías de servicios.

    http://adeuibex35.cat/ca/

    Fem Repúlica comienza por darles en la butxaca a la Corte del Reino.

    Para que entiendan que no se puede morder la mano que les da de comer.

    Salut i República

    ResponderEliminar