viernes, julio 07, 2017

EXPOLIO: Los catalanes son los que más tardan en todo el Estado en lograr la liberación fiscal (185 días).

El pasado miércoles 5 de julio los catalanes por fin fuimos libres. 
Los trabajadores catalanes son los que más tardan en todo el Estado en lograr la liberación fiscal. Dicho de otro modo, dedican 185 días de su salario a pagar impuestos, restando 180 para su disfrute o ahorro, tal como apunta el estudio del Think Tank Civismo. Para concienciar sobre este hecho, diversas entidades y movimientos liberales celebran este miércoles el día de la Liberación Fiscal con una concentración ante la sede central de la Agencia Tributaria en Barcelona.

Un trabajador catalán medio cobra unos 24.000 euros anuales, que se convierten en 31.500 si se tienen en cuenta las contribuciones a la Seguridad Social por parte de la empresa. Descontados los 102 días para pagar cotizaciones sociales, los 41 de IRPF, los 25 de IVA o los 11 de impuestos especiales, en este mismo trabajador le acabarán quedando tan sólo 16.000 euros para gastar o ahorrar en todo el año. Un esfuerzo que desde el Colectivo de Catalanes Libres consideran desproporcionado, dado que España tiene una de las cuñas fiscales (coste salarial - salario neto) más elevadas de Europa: del 39,5%.

Para el vicepresidente de este movimiento, Martí Jiménez, el hecho de que Catalunya sea la autonomía que más tarde se libera fiscalmente "tiene que ver con figuras como el IRPF y el déficit fiscal interterritorial". A su entender, factores como que "la mayoría de recaudación no incida en los ciudadanos catalanes o tener un sistema impositivo muy confiscatorio", seguro que no ayudan.


En este sentido, lamenta que el sistema fiscal español tiene una capacidad redistributiva ínfima, de tal manera que el esfuerzo en impuestos no se traduce en una reducción de las desigualdades. "Muchas veces se habla de paliar las desigualdades subiendo los impuestos a los ricos cuando los modelos con mejor cobertura social, los escandinavos, lo que hacen es redistribuir a través del gasto", evidencia Jiménez. España, apunta, "tiene un sistema bastante regresivo en el gasto. El quintil de renta más bajo se beneficia menos que el quintil de renta más alto". Jiménez apunta a un estudio de Fedea para constatar que "eliminar deducciones o exenciones en IRPF, al revés de lo que se dice, no es muy significativo ni en recaudación ni en progresividad".

Recuerda que la fiscalidad tiene un doble efecto. Por un lado los impuestos son los que deben maximizar la recaudación para luego hacer transferencias sociales; pero por el otro es un coste al proceso productivo. "Lo que proponemos es un sistema fiscal que distorsione lo menos posible la estructura productiva pero que a la vez maximice la recaudación y la incidencia redistributiva del gasto público", asegura.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

2 comentarios :

  1. Anonymus12:44 p. m.

    Por ahí se comentaba que Cantabria recibía el triple ( http://spaincrisis.blogspot.com/2016/09/hasta-en-cantabria-se-quejan-del.html ) de lo que aportaba, y según las tablas bíblicas lo más saqueado del estado ha sido desde hace más de 300 años els països catalans. https://es.wikipedia.org/wiki/Balanzas_fiscales_de_las_comunidades_aut%C3%B3nomas_de_2005#/media/File:Balanzas_Fiscales_2005_ESP_flujo_monetario_fm-1.png

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Me lo traduces?. Vamos que no se de que estás hablando exactamente. Por otro lado si no te gusta como hace las balanzas fiscales el gobierno español, quéjate de ellos no de nosotros.

      Y por otro lado según las tablas bíblicas del gobierno español, se ve que Cantabria el año 2005 tiene un flujo monetario neto del 5% de su PIB. Ahora no lo se que no me las se de memoria. Igual ahora es del 15%, que equivale a tres veces de lo que aporta.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...