jueves, febrero 02, 2017

Hay que municipalizar el servicio y la gestión de los residuos.

No es cierto que privatizar servicios como la gestión de residuos urbanos mejore el servicio y abarate el coste para el ciudadano, eso es una leyenda urbana interesada y desmentida repetidamente por los hechos. A principios del pasado 2015, la CNMC multó con casi 100 millones de euros a un puñado de adjudicatarias del sector como URBASER-ACS, FCC, HERA-TRATESA, VALORIZA-SACYR, CESPA-FERROVIAL, SAICA, etc… Por haberse repartido —bajo la mesa— los clientes y las licitaciones públicas. No contentos con la manipulación inicial, siguieron acumulando irregularidades en la prestación de los servicios con el grave perjuicio económico para los ayuntamientos y todos los ciudadanos, como ha quedado demostrado en: URBASER, como filial de ACS que ha estado implicada en diversos casos de corrupción como lo del 3% a cambio de obtener contratos de recogida de basuras.

→ TMA no respeta los límites de toneladas a depositar en su vertedero.
→ Las triquiñuelas de Gustavo Buesa con GBI y cia.
→ FCC defrauda 800.000€ manipulando datos en los residuos de Barcelona.
→ En Badalona, FCC estafa 12,8 Millones de euros.
→ SMATSA hace trampas en Sabadell.

Y muchos más que dejan claro, y sin ningún tipo de dudas, que la gestión privada de los residuos urbanos lejos de ser una mejora del servicio y un ahorro para el ciudadano, son el modus operandi habitual de empresas sin escrúpulos que priorizan su enriquecimiento personal, muy por delante del beneficio social, encareciendo de forma intolerable este servicio en época de crisis. Hay que desmantelar entonces, este sistema privado de gestión y tomar el control de forma pública para evitar esta sangría. Los políticos tienen que aparcar de una vez la cándida tibieza con la que aceptan condiciones como hacer concesiones a 10, 20 o 30 años con tremendas cláusulas de compensaciones en caso de rescisiones de los contratos al estilo del caso CASTOR que Florentino Pérez —amo de ACS— nos coló a todos, con la bendición ministerial hispana correspondiente.

Como se ha demostrado, no puedes conceder una contratación de basuras a una empresa a tan largo plazo sin saber si esta empresa te está robando desde el primer mes y encima aceptar compensarla si has de anular este contrato porque la empresa te estafa de forma flagrante. Y si bien es cierto que legalmente desmontar estos contratos abusivos es muy complicado, no es imposible. Algunos municipios como Castelldefels, ya han asumido la gestión directa gracias a la finalización del contrato con la empresa que le estafaba, pero otros como: Badalona, Mataró, Igualada, Sabadell, Ripollet o Cerdanyola ya están trabajando para deshacer la gestión privada y pasar a la pública donde diversos estudios prevén un ahorro en el coste por ciudadano del 20%.

Y así se está demostrando allá donde ya se aplica como en Mislata o en la ciudad de León.

La re-municipalización del servicio de la gestión de residuos, además del evidente ahorro de dinero público al desmontar este tipo de sistemas actualmente sin control, tiene otras ventajas a parte del económico, como es el de crear muchos lugares de trabajo funcionarial, mucho menos expuestos a huelgas y a interrupciones del servicio fuera del control municipal... como viene siendo habitual.

O el control efectivo de los beneficios obtenidos por la selección y venda de sub-productos del reciclaje ya sea el papel, la chatarra, el vidrio o los plásticos. Asegurando así que las toneladas de banales que entren en el vertedero final sean las toneladas reales y no como ahora, que nunca sabemos si lo que dicen que han enterrado en Vacarisses, en Palautordera o en Piera son kilos reales o no. Dado que los municipios se conforman con los datos que les proporcionan las propias concesionarias y que ya hemos comprobado que no acostumbran a hacer lo correcto ni a decir la verdad. Si no queremos que pase como en Italia donde gran parte de los beneficios los controla la Camorra.

Este ahorro servirá también, para que el ciudadano note de una vez, como se le rebaja el recibo de la taxa, cosa que contribuirá definitivamente a implicar al ciudadano en el reciclaje adecuado con mucha más motivación que los infantiles, carísimos y absolutamente inútiles espots televisivos que hacen ahora. Finalmente me permito recomendar a los equipos de gobierno de todos los pueblos de Catalunya, impulsar de inmediato los estudios para la re-municipalización de este servicio que todos agradeceremos, y si no lo impulsa el equipo de gobierno municipal correspondiente, animo a cualquier partido en la oposición a hacerlo dadas las más que evidentes mejoras que obtendríamos y que se supone que debería asumir cualquier político de los que están al servicio del pueblo.

Con la independencia podríamos incluso plantearnos emular modelos del primer mundo mucho más allá del holocausto mesetario, como el caso de Noruega donde sus desperdicios generan la electricidad que consumen.



Mientras la quimera del vídeo no pueda ni plantearse por falta de competencias, seguiremos siendo saqueados a impuestos y estafados con las facturas más caras de europa hasta que la mierda nos ahogue.

El derecho a decidir también es decidir entre el modelo de Noruega o el modelo del cementerio de neumáticos en llamas.

(by J. Alfonso)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

2 comentarios :

  1. Anónimo11:35 p. m.

    Ahora entiendo porqué la gestión de residous noruega es la mejor.

    ResponderEliminar
  2. Excelente i demoledor artículo.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...