jueves, agosto 11, 2016

Por falta de inversión estatal el puerto de Barcelona recurre al capital privado a cambió de concesión...


Las empresas Terminales Químicos (Terquimsa) y Terminales Portuarias (Tepsa) construirán un nuevo cargador ferroviario de ancho europeo en el puerto de Barcelona, destinado a la recepción y reexpedición de graneles líquidos.

La concesión administrativa a estas empresas fue aprobada por el Consejo de Administración del Port de Barcelona el pasado mes de julio, según ha informado en un comunicado la entidad portuaria, que ha añadido que el período de la concesión se alargará hasta el año 2030.

Asimismo, ha detallado que la infraestructura se instalará en la terminal ferroviaria pública del muelle de la Energía del puerto de Barcelona y que contará con 345 metros cuadrados de superficie.

Las inversiones a realizar en ambas terminales incluyen la construcción de una plataforma elevada de 5 metros y 84 metros cuadrados de superficie para la carga superior de los trenes, así como la construcción de un 'rack' de tuberías que comunica esta plataforma con Terquimsa y Tepsa.

El nuevo cargador tendrá capacidad para operar composiciones de 14 vagones (210 metros), 5 más que el actual cargador ubicado en las instalaciones de Tepsa.

La nueva instalación permitirá ampliar el área de influencia de ambas compañías y facilitará su expansión en Francia, que sólo se puede asegurar con una medida mínima de las composiciones ferroviarias.

Además, se espera que la actual línea ferroviaria pueda permitir, en un futuro, alargar la longitud de los trenes que se pueden operar, lo que ampliaría la capacidad actual.

Esta inversión va en consonancia con los objetivos definidos en el Plan Estratégico 2015-2020 de la infraestructura, que busca potenciar las rutas de transporte alternativas a la carretera y su intermodalidad.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...