martes, noviembre 17, 2015

Catalonia SmartLab, nueva red catalana de laboratorios urbanos para probar soluciones smart...


Las ciudades inteligentes son aquellas capaces de encontrar maneras creativas de hacer la vida en la ciudad más sostenible y mejor para sus ciudadanos. Barcelona, entre las muchas iniciativas que impulsa, hace años que está enfocada en hacer la ciudad más habitable y más eficiente en sus procesos.

Prueba de ello es la celebración del Smart City Expo World Congress, que en 2015 llega ya a su quinta edición. El SCEWC es la cita mundial de referencia en materia de ciudades inteligentes y soluciones urbanas. La tendencia de las smart cities nació de la necesidad de encontrar una manera de mejorar la gestión de las grandes áreas urbanas, hasta entonces, poco eficiente y muy segmentada. Lo habitual era que cada ciudad administrase sus servicios de manera vertical en función de los diferentes departamentos municipales, lo que también suponía un problema a nivel de planificación. En cambio, con la llegada de la tecnología, se puso de manifiesto que regulando estos procesos de una forma más transversal se conseguiría una gestión municipal integrada de calidad.

Desde su primera edición en 2011, el evento ha tenido una muy buena acogida, convirtiéndose en poco tiempo en el referente internacional en este nuevo sector económico que forman las soluciones urbanas inteligentes, y en un punto de encuentro obligado para empresas e instituciones. Cada año el Smart City Expo World Congress reúne más de 300 ponentes de todo el mundo, que reflexionan y comparten puntos de vista acerca de proyectos, nuevas soluciones o teorías revolucionarias destinadas a transformar el mundo tal y como lo conocemos.

En tan sólo 5 años el SCEWC ha pasado de los 6.000 visitantes y las 120 empresas de la primera edición a los 11.000 asistentes, 440 ciudades representadas y 275 empresas expositoras de la cuarta. En la edición de 2015, que se celebra del 17 al 19 de noviembre,  se prevé batir nuevos récords en ese sentido, aunque  la organización considera que, más importante que las cifras de asistencia, es saber que la gente destacada del sector visita Barcelona esos días.





El secretario de Empresa y Competitividad del Departamento de Empresa y Empleo de la Generalitat de Catalunya, Pedro Torres, y el director general de Telecomunicaciones y Sociedad de la Información, Jordi Puigneró, han presentado recientemente el proyecto Catalonia SmartLab, una iniciativa impulsada por la Dirección General de Telecomunicaciones y Sociedad de la Información (DGTSI) con la colaboración de los ayuntamientos catalanes para crear una red de laboratorios urbanos dedicados a probar y validar las soluciones smart en entornos reales.
Catalonia SmartLab es una de las actuaciones identificadas dentro de la estrategia Smartcat del gobierno catalán, que pretende convertir a Catalunya en una Smart Region de referencia internacional, para impulsar el desarrollo de proyectos de ciudades inteligentes en Catalunya. Así lo explicó el secretario de Empresa y Competitividad, Pedro Torres, que añadió que este proyecto “es una constatación más de que esta estrategia está en marcha para conseguir hacer una transformación de la economía y de la gestión de las ciudades al servicio de las personas”.

Según Torres, Catalonia SmartLab debe ser una “herramienta de diálogo cooperativo entre los que generan nuevas tecnologías, los usuarios o gestores de servicios públicos y los beneficiarios últimos, que son los ciudadanos”. En este sentido, el secretario de Empresa y Competitividad aseguró que “la Administración debe asumir la voz de los beneficiarios últimos; ser aglutinadora de estos agentes e impulsora de este diálogo velando en todo momento por la eficiencia pero también y sobre todo por la inclusión”.

Durante su intervención, el director general de Telecomunicaciones y Sociedad de la Información, Jordi Puigneró, dijo que “Catalonia SmartLab promueve la coordinación e intercambio de experiencias locales así como los acuerdos con empresas privadas” con un objetivo doble: por un lado, impulsar el sector tecnológico ofreciendo acceso a infraestructuras y equipamiento, y por otro lado, potenciar la innovación abierta en las ciudades gracias a la participación en pruebas piloto.

“Se trata -añadió Puigneró- de poner los territorios a disposición de las empresas para que puedan probar soluciones smart de una manera ágil, flexible y rápida”. “Por ello hemos contado con la implicación de los ayuntamientos para hacer de Catalonia SmartLab una red operativa, que suma en beneficio de todo el país, y no meramente institucional como se hace desde otras administraciones”, subrayó Puigneró.

Catalonia SmartLab es, en definitiva, el punto de referencia al que se pueden dirigir las empresas que buscan un municipio catalán para hacer pruebas de sus proyectos smart. Se trata de espacios de pruebas para acoger proyectos que aporten beneficios para los ciudadanos, que solucionen necesidades no resueltas y que estén alineados con los objetivos, prioridades y líneas de actuación del Ayuntamiento.

Red de municipios con Urban Labs

Partiendo de la experiencia del Barcelona Urban Lab y dentro del marco de la estrategia Smartcat, el proyecto se ha extendido creando una red de municipios con sus propios Urban Labs, por lo que la variedad de escenarios disponibles para las empresas se multiplica.

El proyecto nace con la estrecha colaboración de la Diputación de Barcelona, Localret y el Ayuntamiento de Barcelona, con el que se comparte la oficina técnica y la ventanilla única para las empresas, y parte con 22 municipios adheridos, entre los que hay de todo tipo: turísticos y rurales, pequeños y grandes, de montaña, interior y litoral, etc.

La red catalana de Urban Labs, sin embargo, está abierta a todos aquellos municipios innovadores que quieran poner su ciudad a disposición de la comunidad empresarial para hacer pruebas de productos y soluciones smart.

Precisamente, la presidenta de la Diputación de Barcelona y alcaldesa de Sant Cugat, Mercè Conesa, recordó que “las ciudades son laboratorios continuos, y son muchas las ciudades que están abiertas a que las empresas puedan hacer pruebas piloto para llegar a la excelencia en beneficio de la ciudadanía, trabajando de manera completamente alineada con la estrategia Smartcat de la Generalitat”. En este sentido, Conesa añadió que “para la Diputación de Barcelona, estar hoy aquí es una acción de posicionamiento estratégico, porque entendemos que una apuesta de futuro es apostar por la tecnología y enredarse municipios”.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...